Después de barajar posibles destinos como Gran Bretaña, Croacia o la ruta “De Tarifa a San Sebastián” se opto por Francia. Si, de nuevo Francia y es que no se que tiene este destino que siempre la balanza se inclina a su favor. Tal vez influya (y mucho) el buen trato que se recibe al ir con compañeros de viaje de 4 patas.

El sur de Francia quedo descartado puesto que se encuentra relativamente cerca de Zaragoza y siempre se puede hacer alguna que otra escapada para puentes o fines de semana largos.

Se buscaba playa, pero una playa como la de Galicia o Asturias donde el tiempo tan pronto pudiera ser nublado como soleado. Así que reuniendo todos estos requisitos el destino elegido fue la Bretaña y Normandía.

¿Qué ventaja tiene buscar un sitio de playa donde la probabilidad de no disfrutar del sol es muy alta? La respuesta es rápida, acceder a la playa en verano con el perro no es misión imposible. En estas fechas y con la climatología que hay suelen estar desiertas. Además, la zona de la Bretaña y Normandía es conocida por sus grandes mareas, así que cuando está baja quedan playas kilométricas donde poder correr con los perros.

El viaje se realizo en varias etapas.

  1. Zaragoza (ESP) – La Rochelle (FR)
  2. La Rochelle (FR) – L’Iroise (FR)
  3. Por la Bretaña desde L’Iroise
  4. L’Iroise (FR) – Avranches (FR)
  5. Por la Normandia desde Avranches
  6. Avranches (FR) – Sant Lary (FR)
  7. Sant Lary (FR) – Pineta (ESP)
  8. Pineta (ESP) – Zaragoza (ESP)

Preparados, listos, ¡YA! La ruta comienza

Popout

Categories: viajar con perro, Viaje

Leave a Reply